Propiedad Horizontal

Al someter un edificio al régimen de la Ley 13.612 de Propiedad Horizontal surge la división del mismo en diferentes dominios discriminados por funcionalidad, ubicación y distribución de los derechos reales permitiendo un tratamiento más dinámico del dominio.
La formalidad técnica para plasmar este derecho real, es a través de un plano de subdivisión que represente los espacios susceptibles de adquirir los diferentes dominios y además los diferentes tipos de superficies.
Una vez que el Agrimensor haya confeccionado el plano de subdivisión y su legajo parcelario, es necesario recurrir ante un Escribano para que confeccione e inscriba el Reglamento de Copropiedad y Administración para que la subdivisión cobre efecto.

Contactenos Más Servicios